Miguel Escuer – Cabecera secc Bada Huesca
Miguel Escuer – Cortinillas laterales secc Bada Huesca
Miguel Escuer – Cortinillas laterales secc Bada Huesca

Con los pies sobre el parquet

ASOBAL

El cuerpo técnico del Bada Huesca hace balance de la pretemporada 48 horas antes de abrir en Torrelavega una nueva ASOBAL

Banner Podoactiva TOP Post

El curso del Bada Huesca 2022/23 empieza este sábado en Torrelavega. Segundo año de los cántabros en la Asobal. Quizá, uno de los más difíciles tras la euforia por el ascenso. Y ha ‘metido’ balonmano en su siete para evitar pasar apuros. Es más. Hay quien desliza que puede ser uno de los equipos que sean la sorpresa de la temporada. Similar DNI al del Bada Huesca. Correr, correr y correr. Y eso implica que con los sistemas ajustándose, las pérdidas de balones puedan ser determinantes.

El Bada Huesca llegará a la cita del sábado bien en lo físico y con conceptos de juego por asimilar. Ya se sabe. El tema de las repeticiones. Nolasco,  técnico del Bada Huesca, siempre espera contar con seis semanas de entrenamientos y siempre se le falta una. Esta no ha sido una excepción. Y para paliarlo con el objetivo de que las nuevas incorporaciones asimilaran el libreto de juego se disputaron más amistosos que en otras pretemporadas.

Contra la previsible locura en Torrelavega, control. Y allí descansa una de las claves del encuentro, a juicio de José Francisco Nolasco. Habrá que dominar el tiempo del partido. Acompañar al músculo la cabeza. Saber jugar con las pulsaciones, con el reloj, con el estado de juego del rival y con las nuevas reglas. Todos esos factores que hacen ser dominador en un partido.

Y esta temporada cambia el pasivo. Ya no serán seis pases antes de que el árbitro pite cambio de dueño de la redonda. Tan solo cuatro. Así que máximo cuidado. Además, el contragol será más rápido, la subjetividad arbitral en lanzamientos a portería, en contactos… Si el balonmano era rápido y eléctrico, ahora más. En palabras del técnico: «Si parpadeas te vas a perder un montón de cosas».

Los cambios de esta temporada afectan al juego y a los despachos. Así, en el proceso de profesionalización de la Asobal, la tecnología va de la mano. El club, como el resto de equipos de la competición, tienen herramientas para conocer mejor a sus jugadores y, sobre todo, para que los aficionados conozcan más cosas de los entresijos de la competición. Llega la inteligencia artificial, el big data, la pasión por los datos, aunque al final hay que hacer lo de siempre: defender a muerte, no perder balones y ser efectivo en el lanzamiento.

El siete altoaragonés saldrá este viernes dirección a Cantabria con toda su tropa a excepción del cubano Frank Cordies. En un partido más que tenso cuando jugaba en el Alarcos fue expulsado y la sanción de la tarjeta azul le castigó con tres encuentros… que penalizará con el que hoy es su equipo.

Torrelavega será el primer episodio de este Bada Huesca que busca como primer objetivo la permanencia. Y una vez lograda, hasta donde se pueda llegar. Con presupuesto en la mano y pese a que siempre el equipo deja la impronta de que ancle en los puestos altos de la ASOBAL, el primer deseo es el de firmar una nueva temporada en la elite de la competición española de balonmano.

No te pierdas el último programa de @BalonesFueraSDH

Mostrar Comentarios