ExpoTyre Sección RZ

Empate sobre la bocina

R. Zaragoza
1
1
Amorebieta
FINAL

El Real Zaragoza consigue un punto en el minuto 97 gracias a un cabezazo de Iván Azón, que salió desde el banquillo en la segunda mitad. La SD Amorebieta se adelantó en el marcador de saque de esquina.

Arizon y Gracia TOP Post

Otro viernes más, el Real Zaragoza estrenó jornada (33ª) recibiendo en el estadio de La Romareda, por primera vez en su historia, a la Sociedad Deportiva Amorebieta. El cuadro maño se presentó al partido plagado de bajas importantes después de la contundente derrota en el Cartagonova.

Constitución Abogados

Sin Francho, Bermejo, Grau, Petrovic, Narváez y Francés, Jim tuvo que alinear a jugadores menos habituales en la foto de inicio. Vada volvió al once después de varios meses y Zapater repitió titularidad. Arriba, Borja Sainz acompañó a los titularísimos Álvaro Giménez y Sabin Merino. El banquillo, por lo tanto, quedó plagado de futbolistas del filial.

Con la última bala en la recámara para ambos conjuntos, el playoff para uno y la salvación para el otro pasaba por sacar los tres puntos de la noche zaragozana.

Primera parte resbaladiza

El Real Zaragoza empezó volcado en campo rival hundiendo al cuadro vizcaíno en su área desde muy pronto. El asedio maño estuvo liderado por la clarividencia de Eugeni en el pase, el gatillo fácil de Vada desde la frontal y la profundidad afilada de Chavarría. Los de Mújika, por su parte, apostaron todo al juego directo a la espera de cazar algún balón en el área tras contras rápidas.

A pesar de todo, los errores no forzados y la falta de calidad de los equipos marcó el desarrollo de unos 45 minutos pesados de ver. Además, el césped jugó su partido, provocando desesperantes resbalones cada dos por tres de jugadores de ambos equipos.

En el primer minuto de juego, a punto estuvo Eugeni de aprovechar un mal pase del guardameta visitante Santamaría. Al tarraconense le faltó velocidad y el defensa vasco se anticipó a la jugada. No obstante, la más clara del inicio la tuvieron los vascos en el minuto 16 en un córner. Tras el saque, Chavarría despejó flojo y centrado pero por suerte Moreno la mandó al graderío del Fondo Norte cuando tenía todo a favor para anotar el primer gol.

El Amorebieta consiguió regular la presión en el medio, la zona más renqueante físicamente del cuadro maño, sacando la línea defensiva unos metros hacia delante. Además, la bajada del ritmo pasados 20 minutos del partido permitió posesiones más largas por parte del conjunto visitante.

Al borde de la media hora de juego y tras unos minutos de zozobra, Borja Sainz tiró un buen desmarque en zona de tres cuartos entre central y lateral para que Lluís López filtrase un magnífico pase. Sainz cayó derribado, Ábalos Barrera pitó falta en la frontal y Zapater erró el libre directo al golpear a la barrera. Dos minutos después, Borja volvió a probarlo, esta vez desde la izquierda, con un disparo desde el pico del área. Le faltó fortuna.

Durante los últimos diez minutos para el descanso, el Real Zaragoza volvió a coger el timón del partido. Sabin Merino asustó dos veces consecutivas a Santamaría al rematar desviado de cabeza en el área en el 35 y el 39. El autor de ambos centros fue el mismo: Borja Sainz. El más activo de los zaragocistas. Al de Lejona se le veía con ganas de reivindicarse.

Pero el susto gordo se lo llevó el Real Zaragoza a falta de tres para el descanso. Cristian se equivocó estrepitosamente al devolver un pase raso a Lluís López con el delantero Guruzeta en la trayectoria del balón. Para alivio local, el ariete vasco no apuntó  su disparo con media portería vacía.

De nuevo, Azón al rescate

El arranque del segundo tiempo fue muy similar al del primer acto. Un Real Zaragoza impetuoso en ataque frente a una SD Amorebieta replegada atrás a la espera de la contra.

Borja Sainz quiso demostrar a Jim su sobrada valía para rendir en este equipo como titular. Su dinamismo no decayó tras el paso a los vestuarios, y el vasco finalizó de primeras una buena combinación con Chavarría. Pero su remate se estrelló con el poste izquierdo de la portería de Santamaría.

Una vez superado el monólogo zaragocista en el primer cuarto de hora, sin ocasiones relevantes, el Amorebieta se desquitó con un remate desviado desde la frontal del veterano San José. Los hombres de Jim no consiguieron transformar en peligro las posesiones.

El Amorebieta, paciente, tuvo su oportunidad, de nuevo, en un saque de esquina en el que Cristian no despejó con decisión el remate de Peru en el área pequeña. Ante esto, Jim decidió meter en el campo a dos delanteros de la casa, Puche y Azón, por un lento Merino y un hiperactivo Borja. El plan A no estaba funcionando.

El partido se fue enfriando, como en la primera mitad, con el paso de los minutos. El Zaragoza se desunció, abriendo distancias entre líneas y sin la maldad necesaria para crear peligro. En el 70, vascos y aragoneses intercambiaron inofensivos disparos. Insuficiente para animar a una grada insatisfecha.

Eugeni, como de costumbre, no acabó el partido y dio paso a la entrada de Nieto en el 75. El lateral zaragozano apuntaló defensivamente la banda izquierda de Chavarría. Todo esto, aparentemente, sin seguir ningún plan establecido. Improvisación pura y dura de Jim.

Tras este cambio extraño del Zaragoza, el jarro de agua fría cayó en La Romareda. En el 77, tras saque de esquina, Óscar Gil remató magistralmente de cabeza un preciso centro de Seguín para anotar el primer gol de un soso partido de fútbol. Gil giró el cuello lo justo y necesario para mandar la pelota a la escuadra de la portería defendida por Cristian. Golazo. Tras esto, el Amorebieta se reforzó con dos sustituciones defensivas en detrimento de dos atacantes.

La Romareda pitaba las pérdidas de tiempo de los visitantes mientras que el Zaragoza se deshacía. Con el marcador en contra, Jim rectificó y sacó a la palestra a Nano Mesa por Chavarría. Sin embargo, los vizcaínos se encontraban en el contexto que venían buscando desde el principio del encuentro.

Con los 90 minutos superados, en una de las contras del Zaragoza conducida por Vada, el 11 se desquitó de su marca saltando el brazo al pecho de su marcador, Obieta, y el colegiado interpretó agresión del argentino. No obstante, el VAR llamó a Ávalos Barrera para rectificar y Vada tan solo recibió amarilla. Todo esto suponiendo varios minutos de tiempo perdido prolongados de los seis de añadido.

Pero no estaba todavía nada dicho con Iván Azón sobre el césped. Cuando parecía que la SD Amorebieta se iba a llevar los tres puntos del feudo maño, Iván Azón apareció como un ciclón para rematar en el área el centro desde la derecha de Gámez. Frentazo de Azón sobre la bocina para sacar un punto que, aún así, no sirve para nada.

Ficha técnica

Real Zaragoza: Cristian; Gámez, López, Jair, Chavarría (Nano Mesa, 86′); Zapater, Eugeni (Nieto, 75′), Vada; Borja Sainz (Puche, 64′), Sabin Merino (Azón, 64′), Álvaro.

SD Amorebieta: Santamaría; Aldalur (Lozano, 75′), Nolaskoaín, Óscar Gil, Irazabal, Seguín; San José, Olaetxea (Luengo, 81′), Bilbao (Álvaro Peña, 63′); Guruzeta (Ozkoidi, 81′), Moreno (Obieta, 63′).

Árbitro: Rubén Ávalos Barrera, del Comité de Cataluña.

No te pierdas el próximo programa de @BalonesFueraSDH (Domingo 21:30h)

Mostrar Comentarios