ExpoTyre Sección RZ

Iván Azón, JIM y la hemeroteca

Actualidad

Iván Azón disfruta del mejor momento de la temporada. JIM le niega la titularidad que merece y, mientras tanto, dice y se desdice ante los medios

Arizon y Gracia TOP Post

Iván Azón vive un momento mágico en la temporada, a pesar del lugar que le reserva JIM en los partidos. Ha marcado 5 goles en solo 940 minutos de juego y todos ellos han llegado en los últimos 7 encuentros. Frente al Amorebieta fue capaz de poner La Romareda boca abajo, con uno de esos goles simbólicos que solo marcan los jugadores especiales. Durante toda la segunda parte, el estadio le dedicó sus mejores cánticos. JIM, que persiste en el extraño afán de contradecir a todo el mundo, le volvió a situar como actor de reparto. Dio igual. Ahora mismo, nada puede detener a Iván Azón. En el descuento, voló, marcó, sonrió y celebró el empate.

Constitución Abogados

En el trato que le ofrece JIM a Iván Azón hay un punto de tozudez que ya no se entiende. Especialmente si se revisan las declaraciones del técnico sobre el futbolista. Nunca ha defendido su suplencia como una cuestión estratégica, por mucho que 4 de sus 5 tantos hayan llegado desde el banquillo. Lo más extraño de todo es precisamente eso: JIM pregona una verdad ante los medios y ofrece otra sobre el césped.

5 declaraciones de JIM sirven para definir el extraño fenómeno que se da con el delantero. En el Molinón, Iván Azón alegró y ganó el partido en otro descuento. Entonces, JIM le consideró un titular desde el banquillo: “Iván Azón es titularísimo desde que llegué. Es un futbolista súper honrado y súper honesto. Se deja todo, juegue lo que juegue. Nos va a dar mucho”.

En la siguiente cita del técnico, en la previa del duelo ante el Almería hubo menos generosidad en sus elogios. Al fútbol del delantero le añadió una perspectiva de futuro, en lo que pareció una fórmula para desestimarle en el presente: “Más allá de que sea titular o revulsivo, Iván Azón es un futbolista joven y nos alegramos enormemente de que se familiarice con el gol. Es un jugador importante de la plantilla, debe ir acumulando experiencia para ser un jugador de futuro”.

Los goles de Iván Azón seguían exigiendo una respuesta de su técnico, que se enfrenta a menudo a una pregunta recurrente. Antes del viaje a Cartagena, JIM respondió y valoró al delantero: “Iván es un jugador casi imprescindible en el desarrollo del partido. Nos da fuerza, lucha, desmarques, balón parado… Cuando ha sido titular, igual no ha marcado, pero hace un trabajo muy importante. La pelota está en el tejado del míster, que para eso le pagan”. Unas horas más tarde, le volvió a negar la titularidad. Cuando salió al campo, la derrota estaba escrita.

Las dos citas que restan definen también la sinrazón del técnico. En la previa del duelo ante el Amorebieta, JIM pareció cansado de responder la misma pregunta, pero decidió no hacer nada diferente: “Siempre me preguntáis por Iván Azón y sabéis que no me gusta individualizar. El chico sabe lo que pienso, he hablado con él. Lo importante es que cada vez que sale, da rendimiento. Sin importar si juega de inicio o si sale después. Lo va a dar siempre todo”.

Tras finalizar el partido, con su gol sobre la bocina, JIM modificó su discurso. Aunque no se sepa muy bien hasta cuándo: “Iván puede entrar perfectamente desde el inicio. Hay que ser honestos. Se lo merece y se lo está ganando. El gol no ha sido casualidad. Lo da todo y merece ser titular, claro que sí”.

JIM muestra con Iván Azón todas sus contradicciones y no se sabe si frente al Tenerife será coherente con lo que dijo la última vez. Entre otras cosas, porque ya traicionó en otras ocasiones lo que había dicho antes. Azón, bueno en el mejor sentido de la palabra, no protestará por el camino. En su turno ante los medios, el delantero ofreció una respuesta diplomática, pero sincera y sin dobleces: “Me gustaría jugar más pero es una decisión del entrenador. Lo importante es darlo todo y que los goles signifiquen victorias para el Zaragoza”.

No te pierdas el programa de @BalonesFueraSDH (1ª Parte)



(2ª Parte)

Mostrar Comentarios