MercaZaragoza Banner Portada

- Publicidad -

La primera, a la épica

Casademont
94
89
Real Madrid
FINAL

Casademont Zaragoza se lleva la primera victoria ante el Real Madrid por 94 a 89 en un partido de ensueño

Casademont Zaragoza vence al Real Madrid por 94 a 89 y consigue esa tan ansiada primera victoria de la temporada. Los maños dominaron todo el encuntro ante el gigante europeo, consiguiendo la primera «a la épica».

Los maños empezaron de manera inmejorable, mandándoles un serio aviso a los de Chus Mateo: el partido no va a ser fácil. En tan solo 3 minutos el combinado rojillo fue capaz de acumular un parcial de 9-3; con Ponitka, Yusta y Hlinason a los mandos y con una defensa que generaba entusiasmo a la Marea Roja.

La recuperación del Madrid no tardó en llegar, sin embargo, el carácter defensivo que demostraron los de Fisac en el partido en Badalona volvió a resurgir. Esta vez, en su máximo esplendor, porque Casademont dejaba al Madrid en tan solo 9 puntos en 6 minutos. Los rojillos aprovecharon el mal momento de los de Mateo para correr la pista, dominando el rebote y encontrando una filosofía de juego. Un dos más uno de Simanic levantó al pabellón, como también lo hizo la entrada en pista de Lucas Langarita, debutando en ACB a sus 17 años. Los maños creían en la victoria yéndose 20-13 al segundo cuarto.

 

Esta utopía de Casademont Zaragoza continuó en el segundo parcial. Jessup saltó enchufado al parqué. Un triple del americano y otro de Javi García, quien pareció haber recuperado la confianza, pusieron el 26-18. Otro triple de Jessup y un mate sensacional de Mara pusieron en jaque a los blanquillos. El marcador se colocaba 31-22. El «momento Jessup» continuó masacrando la línea exterior del Real Madrid, el escolta anotó 11 puntos en el segundo cuarto. En Casademont se seguía soñando, Aday Mara y Sant-Roos lo incentivaban. Los maños parecían querer más la victoria que los de la capital. Aday culminó un cuarto de ensueño bajando un alley-oop de Jessup, levantando a los 6719 espectadores del Felipe. Zaragoza lideraba el partido 48-36 al descanso.

 

A los de Fisac no les tembló el pulso en el inicio del tercer parcial. Un Radoncic muy enchufado, junto con Hlinason, pusieron el más 14 en el electrónico. Casademont continuó la dinamica. La pintura fue la principal arma de los maños. Nuevamente, Hlinason y Radoncic fueron determinantes en el juego interior, sabiendo resolver la difícil papeleta de esquivar la altura de Tavares. Ferrari anotó un triple fundamental para poner el 62 a 51 y que el Madrid no pudiese recortar distancias. El Madrid se iba acercando en el marcador a base de tiros libres y controvertidas decisiones arbitrales.

 

Jessup se volvió a vestir de superhéroe. Una canasta asistida por Mekowulu y un triple ponían el más 15 (71-56). Casademont seguía soñando en la primera victoria de la temporada. Ataque y defensa se combinaban para formar el mejor partido de la temporada rojilla. Hezonja puso el 71-58 para irse al último cuarto.

El final se acercaba, y Casademont continuaba dominando el encuentro. Los tres primeros minutos estuvieron marcados por la gran capacidad ofensiva y reboteadora de los zaragozanos. Juego en equipo, visión de juego y claridad, tres virtudes que estaban a favor de los maños en el primer tramo del cuarto. Los de Fisac pusieron el 79 a 63 en el electrónico, siendo la máxima del encuentro. Los de Chus Mateo se encontraban sin ideas en ataque, dinámica completamente contraria a la maña.

Dos buenas acciones de los madrileños les acercaban en el marcador (79-68) a falta de 6 minutos. Un error defensivo de Yusta acercaba todavía más a los de Mateo con un triple de Hezonja. Los nervios les estaban jugando una mala pasada a los rojillos. Fallos en ataque y escasa defensa en las transiciones propiciaron un 81-77 en el marcador.

Dos tiros libres de Mekowulu y un triple espectacular hacían soñar a la Marea Roja, colocando el 86-77 a falta de tres minutos para el final. Los merengues se volvieron a acercar a base de tiros libres. Pero, el MVP del partido con 28 puntos, Justinian Jessup lo volvió a hacer. El americano metió un tiro de media distancia a falta de 50 segundos para sentenciar el partido. Casademont Zaragoza lo había conseguido, los maños se habían llevado el primer partido de la temporada ante el todopoderoso Real Madrid.

 

No te pierdas el programa de @BalonesFueraSDH (1ª Parte)



(2ª Parte)

Mostrar comentarios (1)